Somos emprendedore, tenemos que tener claro que debemos ser estrategas hasta con los retos que se nos presentan en el emprendimiento o negocio personal, saber administrar nuestro el tiempo y dinero es una prioridad. La semana pasada hable sobre los problemas a los que nos enfrentamos los emprendedores, personalmente, he manejado esto desde la filosofía Weiji, donde veo la crisis como una oportunidad de evolucionar y mejorar en todo mi entorno empresarial.

Frente a los retos que hablamos la semana anterior en mi bitácora, quiero ser clara en que estos problemas nunca desaparecen y por ello es necesario siempre mantenernos actualizados y refrescados, de esta manera seres capaces de mutar con ellos y de darles la mejor cara posible. En el caso de las ventas, siempre va a ser complicado manejar a todos los clientes, hacerlos felices y lograr la satisfacción total del servicio; sin embargo, la retroalimentación, la investigación apoyada en encuestas de nivel de satisfacción, ir a ruedas de negocios, escuchar, siempre escuchar, no solo a los clientes, también al grupo objetivo sobre sus desacuerdos frente a la competencia o al mercado, este tipo de actividades siempre nos beneficiaran y seguramente nos ayudaran a ahorrarnos dolores de cabeza en el futuro.

Cuando trabajamos individualmente como independientes, siempre, siempre vamos a tener problemas al momento de producir y operar, porque el tiempo no nos rinde para hacer todo. Estoy segura que al igual que yo has deseado que el día tenga 48 horas y poder tener el tiempo para hacer todo lo que te proyectas en el día. Así mismo, el desinterés y la falta de conocimientos previos son una piedra en el zapato, porque aunque queramos hacer muchas cosas no sabemos bien por dónde empezar, te recomiendo mantenerte actualizado y siempre ir un paso más adelante, tener claro todos los procesos de gestión de calidad e intentar buscar un ejemplo en internet para así, poder irlo aplicando en tu negocio.

Aunque estés trabajando sol@, te recomiendo mucho tener de tu lado un abogado y contador, porque aunque así lo quieras, necesitas tener claridad del estado financiero de tu negocio así sea muy pequeño, no podemos saber de todo y hacer de todo, tenemos que enfocarnos en lo nuestro y pedir ayuda de las personas que saben sobre los temas financieros y legales para evitarnos problemas legales a futuro.

La gestión del negocio es el pilar de la eficiencia del mismo, sabernos codear con quien es y en el momento adecuado ser capaces de dar movimientos certeros, si ya tenemos un equipo de trabajo, debemos tener total claridad de las tareas que cumple cada uno e intentar que ninguno pierda la orientación del mismo, recuerda que un líder no solo es el que observa también es el que  guía al equipo para que todo funcione de acuerdo al plan, el cual debe estar definido para que las cosas generen resultados con fechas ya concretadas.

En  conclusión, desde mi vivencia y como independiente, me ha sido difícil seguir al pie de la letra estas recomendaciones, pero no imposible. Te recomiendo que tomes un día completo para rediseñar un plan y para definir cómo vas a gestionar cada punto, busca un contador de confianza y un abogado que atienda a tus llamadas (ya que esto es lo más difícil), he tenido problemas en cuanto a la atención al cliente por parte de contadores, a veces no contestan mis llamadas o no están disponibles, no cumplen con la fecha de entrega del balance y no son eficientes en ningún proceso, al ver esto, y al sentir la presión de la ley en el cumplimiento de las fechas, me he percatado que es de vital importancia que los emprendedores tengamos claro este tipo de puntos tan relevantes, con el fin de que nuestra idea se proyecte como lo deseamos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *