Existe algo que siempre me cuestiona cuestiono cada vez que escucho a una persona hablar sobre su emprendimiento, exitoso o no (por el momento),  se valora mucho el hecho de insistir y de cumplir con lo pactado, con el fin de tomar con tal seriedad la palabra personal como colectiva. ¿A qué me refiero? Estoy hablando sobre los emprendedores de acción, esos que hacen más de lo que hablan, aquellos que trazan un rumbo y comienzan a cimentar un camino sin descansar hasta terminarlo, sin desistir, esa es una filosofía rebelde, anárquica que pocos logran deslumbrar con claridad, ya que solo le rigen según sus finanzas y vale subrayar que esto no se trata solo de dinero.

¿Cuál es el valor de tu anillo? Es simbólico, aunque cuesta, puede ser un nombre o una idea, un producto o una imagen, sea lo que sea ese es nuestro anillo, el que representa el casamiento con el emprendimiento, pero este no es cualquier compromiso, aquí la deslealtad y el engaño no es inadvertido, sabemos que si falla quedaran cicatrices difíciles de cauterizar, cuando le rompemos el corazón a una idea, nos lo rompemos a nosotros mismos, ya que ella depende al 100% de nosotros, depende de cómo nos mostremos, nos vendamos y la vendamos, debemos saber que cuando iniciamos este camino todo dependerá de nosotros. De aquí la duda ¿Por qué hay emprendedores que recurren a la mentira para captar cliente? Tal vez… ¿será que no creen en ella?

Esta semana ha sido difícil, he atendido sitas y de cada una aprendo algo nuevo, existen dos tipos de emprendedores los que se la creen y los que no, los que creen y los que no, reconozco e insisto muy a menudo en que el camino del emprendedor es un recorrido difícil, no es llano, es montañoso, se traza por cordilleras y por precipicios, sin embargo, es diferente ser recursivo a tramposo, de ti depende que el camino sea un camino correctamente cimentado o no, la ética y los valores van a ser claves siempre para que la gente decida tomar contigo el camino, y sienta una seguridad en tu compromiso tanto con ellos como con la idea que estas vendiendo. Tengo que aclarar algo, esto no se trata solo de vender un producto o un servicio, se trata de transmitir una filosofía general de ti como persona y de tu emprendimiento.

 

Vive las ideas de forma honesta y segura, comprométete con tu entono y seguramente logaras grandes cosas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *